aumento de incursiones espia aereas en crimea

Aumento de incursiones espía aéreas en Crimea

En Europa, las tensiones con Rusia se acrecientan. La página web Te Interesa informa de que Alemania y la OTAN insisten en el diálogo con el país euroasiático. La Crisis de Crimea, que finalizó con la anexión ilegal por parte de Rusia, hizo tambalear la paz. El continuado apoyo y las incursiones espía aéreas de Ucrania han agravado la situación. Por ello, tanto la Organización como representantes de varios países inciden en abrir una vía al diálogo.

La palabra como arma

Los intentos por suavizar el conflicto ya existente en las fronteras entre Ucrania y Rusia se suceden. Primero Francia y Alemania, de la mano de sus representantes políticos, instaron a Ucrania a frenar las incursiones de espionaje. Ahora, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg se pronuncia abogando por la palabra en pos del bien común. Alude a la inestabilidad que supone la anexión ilegal de Crimea por Rusia y su apoyo a los separatistas ucranianos. Esto, afirma “ha hecho tambalear la paz en Europa”. Al mismo tiempo, sentencia que “no se puede simplemente cerrar la puerta a Rusia”. El representante de la Alianza Atlántica recodó que la nación es el mayor vecino de Europa. Por tanto, resultaría determinante en la seguridad del continente. Asimismo, añadió que la OTAN continuará buscando una alternativa al diálogo abierto con el estado ruso. Éste esclarecerá posturas y evitará potenciales ataques e incidentes.

Alemania se pronuncia

La necesidad de una solución pacífica planteada por Stoltenberg en pos de la seguridad común fue respaldad por

microfono de contacto profesional

microfono de contacto profesional

Alemania. El ministro de asuntos exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier agradeció además la defensa del diálogo del secretario de la Alianza Atlántica. Lo hizo “a pesar de todas las amenazas y de todos los riesgos que nadie minimiza”. El germano hizo alusión a los dos pilares fundamentales de la OTAN: disuasión y diálogo. Señaló que igual que se han tomado medidas disuasorias, éstas deben ir acompañadas de “ofertas igualmente concretas”. El refuerzo de la presencia militar es una de estas pautas persuasivas. Sobre esto, expresó su preocupación acerca de que el control armamentístico no sea objeto de diálogo. Por ello, se mostró convencido acerca de tantear las presentes disposiciones de Rusia. Para no caer en antiguas confrontaciones, se debe preguntar a los rusos si están dispuestos a retomar el diálogo, garantizando la seguridad común.

Evitar el conflicto

La Crisis de Crimea unida al conflicto en el Este de Ucrania aluden a un posible conflicto armamentístico. Esto es precisamente lo que la Alianza y Alemania quieren evitar. “Necesitamos evitar una nueva carrera armamentística, evitar una nueva Guerra Fría”, coincidió Stoltenberg. Para ello, se hace necesario un control militar y de armamento que no está exento de obstáculos. Steinmeier agregó que se requiere una respuesta por parte de Organizaciones en cuestiones de seguridad. Es el caso de la Organización para la Seguridad ya la Cooperación en Europa, OSCE, y la OTAN. Por otro lado, Stoltenberg recordó que la Unión Europea y la Alianza Atlántica se enfrentan a los mismos desafíos. Al menos en materia de seguridad. Por este motivo, es necesario fortalecer la cooperación entre ambas, de encontrar una complementariedad.

El conflicto en Ucrania

El ministro alemán hizo hincapié en que por encima de todo eso se debía hallar una solución al conflicto ucraniano. Tras la anexión de la península de Crimea en 2014, Ucrania es acusada de intentar desestabilizar la región. Los servicios secretos rusos hacen alusión a una supuesta red de espionaje ucraniana que realiza incursiones en territorio ruso. La frontera entre Crimea y Ucrania ha visto reforzada la presencia militar. Los efectivos que permanecen allí se encuentran bajo alerta. El dirigente ucraniano, Poroshenko, ha reforzado la presencia de observadores en las líneas fronterizas.