mas-vigilancia-en-las-fires

Más vigilancia en las Fires

Estos días se celebran las fiestas más famosas de Girona: las Festes de Sant Narcís. Conocidas como las Fires, son las mayores festividades de la comarca. Por ello, atraen a multitud de turistas y amantes de las fiestas tradicionales españoles. Recientemente, el diario catalán Empordá informaba del refuerzo en la vigilancia durante estos festejos. La Vanguardia, además, añade que se ha impartido el programa “No es no” en los institutos a fin de concienciar. La población gerundense se prepara para evitar que se repitan los incidentes acaecidos en los San Fermines el pasado verano. Abusos y agresiones salieron a la luz dando lugar al escándalo. Ahora, con la sólida intención de menguar los delitos, se refuerza la vigilancia en Girona. Un amplio dispositivo policial se ha puesto a disposición del ayuntamiento gerundense. El Punt Avui remata diciendo que los controles de alcoholemia también serán reforzados para un desarrollo festivo favorable.

Vigilancia extrema

La idea de aumentar la vigilancia surge a raíz de los recientes altercados durante los San Fermines de este verano. Los polémicos datos acerca de los cinco detenidos acusados de violación múltiple han sido un importante detonante. En unos días tan señalados la gente puede perder la cabeza y cometer actos deleznables. El exceso de ingesta de alcohol nubla el juicio de la víctima, haciéndola más vulnerable al abuso. Por ello, los mossos d’Esquadra llevan a cabo estos días un arduo trabajo. Varios puntos de control en diversas zonas de la ciudad para controlar la afluencia de personas y las circunstancias. Entre los delitos más comunes se encuentran los hurtos. Esto se debe a que la víctima está distraída y el gentío enmascara el hurto. La alcaldesa Marta Madrenas incide en que la propuesta persigue hacer que se vivan las fiestas “con civismo y responsabilidad”.

Controles de alcoholemia

La labor policial se ve dificultada dado que los agentes deben estar repartidos en diversos puntos de

reloj-espia-de-mujer-full-hd

reloj-espia-de-mujer-full-hd

acción. Estos rincones serían zonas de gran afluencia o de tránsito de personas. Es ahí donde se han levantado múltiples dispositivos para realizar controles de ingesta de alcohol. Los niveles estos días se disparan, lo que aumenta la posibilidad de que se cometan delitos. La irresponsabilidad y la distracción juegan en contra de la población juvenil femenina, principales objetivos para los abusos. Desde tocamientos no consentidos hasta agresiones sexuales, los ataques van dirigidos a mujeres de entre 16 y 30 años. La subinspectora de la policía local de Girona, Irene Alcaide, añade que existen diversos grados de responsabilidad ante un delito. Desde el agresor hasta el testigo del delito que no hace nada por evitarlo, ambos pueden enfrentarse a cargos.

Una fuerte labor preventiva

Entre las acciones preventivas se han repartido trípticos informando acerca de cómo actuar ante un caso de agresión sexual. En ellos se presenta como primera medida llamar a los servicios de emergencia sanitaria y a la policía. Alcaide ha diferenciado convenientemente entre el abuso y la agresión sexual. Ambos son delitos, pero la agresión lleva implícita la fuerza. De ahí que la pena entre un delito y otro varíe, siendo en segundo caso mayor. También se ha avisado de que no se transiten calles poco iluminadas, a fin de no aumentar los riesgos. Esta campaña de concienciación también advierte al agresor de las penas a las que pueden enfrentarse al cometer ataques. Esto, y el aumento de los efectivos de paisano, reducen las probabilidades de que se repitan las noticias de Pamplona.

Concienciación en institutos

Los adolescentes son el colectivo con mayor riesgo de sufrir una agresión. Por ello, se ha difundido una fuerte campaña de concienciación entre los institutos de Girona. El programa “No es no” da consejos de seguridad a las potenciales víctimas. Además, advierte de las consecuencias a los agresores, que no quedarán impunes. El Ayuntamiento gerundense afirma que la campaña “no responde a una necesidad”. “No es no” surge tras la experiencia de otras ciudades que han visto multiplicado el índice de delitos en festejos. Es el caso de Pamplona o Barcelona, episodios que narran el lado oscuro de estas fiestas.