Las cámaras falsas para disuadir

Cuando instalamos una cámara de vigilancia, no lo hacemos tanto con el fin de identificar al que produzca un posible daño, sino con el fin de disuadir a quién sea de causárnoslo. Y para esto, la verdad es que no necesitamos una cámara auténtica, se consigue el mismo objetivo con una cámara falsa.

Las cámaras falsas son una estupenda medida disuasoria en espacios en los que no es posible, o resulta demasiado costoso, realizar una instalación de videovigilancia. También en sitios aislados en los que no tenemos cosas de gran valor pero en el que queremos evitar daños producidos por posibles intentos de robo.

Mostrando todos los resultados (3)

0

Start typing and press Enter to search