Relojes de pared espías
En la tienda de espionaje encontrás un sin fin de relojes de pared espías que aportan un elemento decorativo en despachos, tiendas, bares, guarderías… Ocultan una cámara espía para que el usuario no pierda ni un detalle. Estas cámaras camufladas son una elección adecuada para videovigilancia en multitud de ambientes: casas, bares, tiendas, pubs, guarderías…

Cuentan con la opción de detección de movimiento, lo que significa que las mini cámaras que ocultan los relojes para espiar grabarán cuando se produzca un cambio en la imagen. Con ello el producto espía garantiza que las imágenes grabadas siempre tengan un interés informativo y si no ocurre nada delante de la cámara, no se activará la cámara oculta y el micrófono espía oculto ya que además de imagen graban sonido.

Si el usuario prefiere, el reloj espía de pared puede grabar de manera continuada, dejando constancia de todo lo que ocurre en la estancia donde está ubicado el reloj. Asimismo su micrófono oculto registra sonidos o voces que se produzcan en un radio máximo de 3 metros de distancia de donde está colocado el dispositivo de espionaje.