Posibles usos de los localizadores

En ocasiones, necesitamos conocer las coordenadas exactas en las que se encuentra un objeto, una persona, un vehículo o incluso un animal. Este tipo de situaciones requieren de la experta resolución de los localizadores o GPS. Gracias a los avances en el campo del posicionamiento global, hoy en día es posible obtener dispositivos adaptados para cada una de nuestras necesidades. En el artículo de hoy echamos un vistazo a las posible utilizaciones de cada uno de ellos.

Localizadores personales

El uso de estos dispositivos no ha hecho más que aumentar en los últimos años. Esto es debido tanto a las enormes posibilidades de control que aporta como a la sensación de seguridad que garantiza. Muchos padres preocupados por las malas elecciones o compañías de sus hijos se han decantado por colocar un GPS en las pertenencias del joven o incluso, han instalado una aplicación en su teléfono móvil para estar informados en todo momento del paradero de su descendiente. Por otra parte, aquellos que tienen a su cargo familiares ancianos o que sufren enfermedades o trastornos tales como Alzheimer o autismo, hacen también uso de las bondades de estas aplicaciones con el fin de encontrarlos cuando estos se hallan en paradero desconocido.

Sistemas de posicionamiento por satélite

Este tipo de artefactos suelen ser adquiridos por aquellas personas dedicadas al desarrollo de actividades de ocio que implican peligro, así como por deportistas de alto riesgo. Entre sus mayores compradores se encuentran los escaladores y los exploradores. Particularmente, si éstos dedican sus esfuerzos a llevar a cabo subidas escabrosas o aventuras en lugares inhóspitos y países poco desarrollados. La ventaja de estos aparatos es que son capaces de enviar nuestra posición sin la dependecia que supondría tener que llevarlos enlazados a una tarjeta SIM.

Transporte de mercancías

Las empresas de transporte de mercancías han de contar con un equipo serio y eficaz. Para mayor confianza, Posibles usos de los localizadoresmuchos administradores de este campo de trabajo han decidido utilizar un mecanismo de posicionamiento en todos y cada uno de sus envíos y vehículos de reparto. De esta manera, siempre que tengan dudas sobre el paradero de sus cargas, podrán hacer las comprobaciones necesarias a través de un servido online. Desde allí se les informará con exactitud de la situación de sus bultos o contenedores. Otra de las ventajas  de estos dispositivos es la enorme autonomía de que disponen que permite emitir su señal desde el otro lado del mundo.

Localizadores de vehículos personales

Este sector es uno de los más amplios y variados del mercado. En su catálogo podemos encontrar desde pequeños localizadores que es posible esconder en cualquier parte del vehículo, hasta balizas magnéticas o lapas que se adhieren a la parte baja del coche, permitiéndonos así saber a dónde se dirigen otros. También existen GPS especiales para vehículos pesados tales como camiones, tractores y autocares. Por su parte, las motocicletas cuentan a su vez con un gran espectro de sistemas de posicionamiento que pueden ser ocultados con facilidad en la carrocería.

En cuanto a las novedades en este campo, los barcos, veleros, motos acuáticas y yates han sido los últimos en sumarse a la moda de la instalación de localizadores por motivos de seguridad. Sin embargo, la auténtica revolución en esta gama de productos ha sido la de los indicadores de ubicación que, camuflados en las lamparillas traseras de iluminación led, sirven para delimitar la situación de una bicicleta. Esto resulta muy provechoso en el caso de que nuestra bici sea robada.

Mascotas perdidas

Cuando sacamos a pasar a nuestro perro o bien dejamos que nuestro gato circule libremente por la calle, cabe la posibilidad de que las travesuras de nuestro mejor amigo le hagan desaparecer de nuestro rango de alcance y de nuestra vista. Si esto ocurriese, podríamos recurrir a los tracker o localizadores para mascotas. El margen de error es bastante pequeño, como mucho de unos 5 metros.