Objetos de seguridad. Cómo vigilar tu negocio

Todo buen empresario conoce los problemas de seguridad y los quebraderos de cabeza que supone ser el propietario de un negocio propio. Los posibles robos de productos almacenados en stock por parte de ladrones, los hurtos por parte del personal de la compañía o la compra-venta de información de carácter confidencial en relación a la misma son algunas de las diatribas más habituales ante las que suele verse cualquier emprendedor.  Aquellos que deseen sortear dichas contrariedades pueden ver reforzada la seguridad de su compañía mediante productos de nuestra tienda espía Espionaje y Contraespionaje.

Prevención de  hurtos internos: CCTV y micrófonos

Uno de los mayores inconvenientes a los que puede verse enfrentado un empresario son los hurtos perpetrados mini camara de seguridad CCTV analógicadesde el interior de la propia organización, es decir, por parte de los propios empleados. Como jefe, pudiera parecer que la única baza con que contamos a nuestro favor es la de realizar hondos escrutinios durante las entrevistas laborales previas a la contratación de los mismos. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Toda empresa tiene la necesidad y la obligación de contar con ciertos dispositivos de seguridad tales como cámaras de vigilancia y micrófonos espía que alerten de posibles comportamientos sospechosos. Si sospechamos de que alguno de nuestros trabajadores está llevando a cabo actuaciones contra nuestra compañía la mejor solución es la de instalar un Circuito Cerrado de Televisión, también denominado CCTV. Una de las múltiples ventajas de este producto es que puede conectar un gran número de cámaras de todo tipo, desde cámaras analógicas hasta minicámaras, pasando por cámaras espia camufladas, imposiles de detectar por el ojo humano no experto.

Los micrófonos pueden suponer una de las formas de control claves para nuestro negocio ya que existen conversaciones entre nuestros empleados que alcanzan cierto grado de relevancia para nosotros y que, dehecho, pueden acabar siendo pruebas de intención de hurto. En el mercado existen montones de tipos de micrófonos que se adaptan a todas nuestas posibles necesidades. Los receptores de sonido que funcionan a través de láser son ideales para realizar escuchas en interiores ya que permiten una excelente captación del sonido debido a la propiedad de rebote de éste en las paredes de salas cerradas. Por su parte, los micrófonos telefónicos también pueden resultarnos realmente útiles si los instalamos en las líneas telefónicas fijas de nuestra empresa. Por ejemplo, si sospechamos que uno de nuestros subalternos está realizando llamadas al extranjero cargando, de este modo, las facturas a nuestro negocio, éste es el artefacto que necesitamos. Asimismo, podemos proveer a todos nuestros comerciales o asalariados de teléfonos móviles que cuenten con un software de monitorización.

Prevención de hurtos externos: Alarmas y Cámaras IP

Si no tomamos las medidas de seguridad necesarias no sólo estaremos poniendo en peligro nuestros productos y nuestro dinero sino que también seremos culpables de poner en riesgo al personal de nuestra compañía. Los expertos recomiendan la instalación de un sistema de alarma que de aviso en el momento en el que se esté perpetrando un crimen contra nuestro negocio. En el caso de que seamos responsables de un comercio o de que proveamos algún servicio de cara al público son particularmente aconsejables aquellos que además cuentan con un botón de pánico que alerte de manera silenciosa a la agencia de seguridad privada que tengamos contratada. Dichas alarmas pueden contar además con micrófonos ocultos. La ventaja de las alarmas más modernas es que pueden ser establecidas sin la necesidad de hacer ningún tipo de obra.

Colocar cierto número de cámaras IP posicionándolas de tal manera que cubramos todos los espacios susceptibles de robos o agresiones, incluyendo el área exterior que rodea nuestra finca o nave como, por ejemplo, el aparcamiento, es crucial no sólo para poder reconocer posteriormente las rutas tomadas por los maleantes, sus vehículos y hasta sus caras sino que también realiza labores de disuasión ante los posibles atracadores. Si además les añadimos sensores de movimiento, nuestro negocio permanecerá seguro. Durante la noche y en lugares poco iluminados deberemos tener en cuenta que  cada uno de los aparatos de grabación de imágenes debe contar con un visor nocturno o, al menos, con varios potentes focos de iluminación LED. Éstos dispositivos optimizarán la toma de los vídeos incluso con ausencia total de cualquier otro tipo de luz. Por último, sólo queda recordar que aquellos artículos de vigilancia que permanezcan en el exterior han de permanecer protegidos por medio de una carcasa antivandálica.