Detenido policía por apoyar al Daesh

El periódico ABC informa de que un policía de Washington ha sido detenido por apoyar al Daesh. El agente de 36 años trabaja en el metro de la ciudad desde 2003 y lleva siendo investigado desde 2010. Según Univisión, el agente Nicholas Young ofrecía “apoyo material” a Estado Islámico como tarjetas regalo para adquirir aplicaciones móviles. Con ellas se hubiera facilitado la comunicación entre los miembros del grupo. Además se hubiera favorecido la difusión de la propaganda terrorista del ISIS. HispanTV añade que el joven pretendía ayudar a perpetrar un atentado en la red de metro de la capital estadounidense.

Investigación encubierta

Nicholas Young ha trabajado en el metro de Washington desde 2003. A raíz de interacciones con confidentes y agentes encubiertos del FBI, ha sido vigilado desde el año 2010. En 2011, el acusado se reunió con Amine El Khalifi, culpable de planear una ataque suicida contra el Congreso. Ese mismo año viajó a Libia, donde se reunió con los rebeldes contra Gadafi. Hasta allí se desplazó con material militar como un chaleco antibalas o un casco para conflictos Kevlar.  La Oficina Fiscal del Distrito Este de Virginia ha asegurado a los medios que Young nunca supuso una amenaza. De ser así, el metro de la ciudad de la capital habría visto comprometida su seguridad. Ésta es la segunda red de matropolitano más concurrida, por detrás de la de Nueva York. Young, detenido en la sede de la Policía Metropolitana de Washington, es el primer agente acusado de apoyar al Daesh.

Cooperación con Estado Islámico

Young no sólo viajó a Libia para luchar con el régimen de Gadafi, también pensaba destinar fondos al grupo terrorista.

scanner portatil lineal

scanner portatil lineal

Un confidente del FBI le hizo creer en 2014 que abandonaba Estados Unidos para integrarse en el Daesh. Incluso un año después pidió consejo sobre cómo enviar dinero. En julio, compró 22 tarjetas telefónica con crédito para enviar mensajes desde cuentas del Daesh. Éstas son utilizadas para reclutar nuevos integrantes a la causa. El funcionario envió lo códigos de las tarjetas a un agente estatal encubierto. El valor de estas tarjeta regalo alcanzaba casi los 250 dólares. El agente federal pidió a Young que entregara los códigos de las tarjetas a fin de comunicarse entre sí. Todas las acciones se encuentran recogidas en el documento presentado en la corte federal de Alexandria, Virginia.

A la espera de juicio

Nicholas Young tiene tan solo 36 años y trabajaba en el metro de Washington desde hacía 13 años. Este agente de policía tiene previsto comparecer esta semana ante un tribunal. Será en el Distrito Estas de Virginia. Si se le condena por los cargos imputados, la pena máxima podría ascender a 20 años de cárcel. Young, en conversaciones con simpatizantes del ISIS, amenazó con atentar contra otros agentes en varias ocasiones. La noticia de la colaboración con Estado Islámico ha dejado conmocionados a muchos. Incluso el propio gerente general del Metro de Washington DC, Paul Wiedefeld, se ha pronunciado al respecto. “Obviamente, las acusaciones son profundamente perturbadoras para mí y para cualquiera que vista uniforme”, sentenció. Las agencias de Inteligencia y Seguridad norteamericanas han alertado sobre un hecho sobrecogedor. Se trata de la existencia de decenas de sospechosos de ser integrantes de Daesh en Estados Unidos.

Alarma social

Ante la noticia, muchos son los que se han alarmado. Y no es para menos. El hecho evidencia que dentro de las fronteras de EEUU habita el enemigo. Los ciudadanos ven peligrar la seguridad nacional. Con más razón cuando el sospechosos de apoyo es un agente de policía. Además, el funcionario trabaja en un medio de transporte de la ciudad. Eso pone muy al alcance un ataque terrorista que afecte a millones de usuarios. El pueblo estadounidense está consternado y a la espera de que el gobierno ponga soluciones.