Cámaras contra el vandalismo murciano

La Región de Murcia está viviendo una creciente ola de vandalismo. La venta de drogas en parques, las pintadas y los atentados contra el mobiliario municipal e instalaciones públicas están a la orden del día en ciertos municipios de la comunidad autónoma. Para disminuirlos, el Ayuntamiento de la localidad de Yecla ha decidido instalar cámaras de vigilancia conectadas a centrales de la policía local, según informa la plataforma de noticias La Verdad. Esta medida se planteó debido a la preocupación vecinal y a la demanda de seguridad en áreas públicas. Con ella, lo que se persigue es poner freno a la oleada vandálica actual.

Zonas públicas vídeovigiladas

El Ayuntamiento del municipio de Yecla ha tomado como medida colocar cámaras de videovigilancia en dos focos dvr 4 cámaras IPde vandalismo principales aunque no se descarta ampliar el modelo a otras zonas. El jardín de la Avenida de la Feria, conocido como El jardín del Crespín por los lugareños, será uno de los dos puntos de ubicación de los dispositivos de seguridad, junto con una zona de juegos infantil situada en la Calle de la Generación del 27. Los aparatos de captación de vídeo tomarán imágenes en tiempo real que irán conectadas directamente a la centralita de la policía local, con el fin de ganar rapidez en la resolución de conflictos y captura de los culpables. Serán las fuerzas del orden público quienes dirigirán el campo de visión del objetivo, que cuenta con una amplia resolución. El concejal de Tráfico y de seguridad Ciudadana, don Juan miguel Zornoza, ha explicado a la prensa y autoridades que las instalaciones cumplen con la normativa vigente y han sido autorizadas por la Delegación del gobierno en la Región de Murcia.

Razones para su colocación

Los vecinos de la localidad de Yecla habían presentado ya numerosas quejas respecto a las actividades vandálicas realizadas en ambas zonas, como pintadas o consumo y venta de distintas drogas. Se estima que el coste anual en el acondicionamientos de los espacios atentados alcanza los 90.000 euros anuales, un gasto espera el Ayuntamiento fácilmente reducible gracias a la colocación de las cámaras de vigilancia en estos conocidos espacios de la villa.  Asumen que no es la solución definitiva al problema del vandalismo, puesto que éste denota una falta de educación y conciencia cívica por parte de los ejecutores, pero sí conciben la iniciativa como medida de freno a la proliferación de delincuencia. De igual forma, el concejal Zornoza hizo un llamamiento a los ciudadanos para que avisen inmediatamente a la policía al detectar cualquier acto delictivo, puesto que la seguridad es cosa de todos.

Yecla no es el único

La proliferación del vandalismo en la comunidad murciana ha obligado a tomar medidas a los ayuntamientos de poblaciones afectadas, ocasionando un gasto del dinero de todos en los desperfectos de manos de unos pocos.  El caso de la localidad de Yecla recuerda a lo ocurrido en otro municipios de la Región de Murcia. Uno de ellos, el de San Javier, fue citado en La Opinión de Murcia el pasado mes de Mayo. Hasta 19 cámaras de vigilancia fueron colocadas en los accesos y el interior del Parque de Almansa que serían gestionadas también por la Jefatura de policía local, especificado en carteles informativos de amplia visibilidad cerca de los dispositivos. La experiencia piloto servirá a las concejalías para determinar si es necesario tomar otra postura frente a esta oleada de salvajismo y si hay necesidad de ampliar el número de cámaras y zonas videovigiladas. Si bien no acaba con el problema, seguro que reduce costes de las arcas y agiliza la capacidad de reacción y actuación de la policía local en contra de esta lacra social.