Avances tecnológicos en seguridad

Los sistemas de seguridad aportan al propietario confort y fiabilidad. Con un dispositivo de alarmado, nuestro hogar o negocio se encuentra fuera del rango de los ladrones. Por ello, la tecnología ha ido avanzando a pasos agigantados en este sector. Ngeeks recoge algunos de los avances tecnológicos en seguridad, centrándose en las cámaras. Pero son muchos los dispositivos que intervienen en estos sistemas inteligentes. Filtro de infrarrojos, alumbrado, sensores de movimiento y calor, pantallas, sistemas de control por radiofrecuencia o biométricos… Todos ellos forman parte de una extensa variedad en el mercado de la seguridad privada.

Razones para su instalación

No se necesita ninguna motivación especial, tan solo el instinto de proteger lo que te importa. Ya sea tu hogar, tu

camara para caza

camara para caza

negocio o tu familia, un sistema de seguridad puede ser la solución a muchos quebraderos de cabeza. A través de su uso, pueden verse evitados posibles robos o actividades vandálicas en nuestra propiedad. Asimismo, el atacante se lo pensará dos veces cuando se percate de que el inmueble está protegido mediante cámaras. Éstas son los dispositivo estrella de este tipo de sistemas. Son las que recogen las imágenes y, o bien las almacenan o las envían. Los fotogramas pueden ser recibidos en una centralita externa o bien en un aparato electrónico vinculado. Lo más común es que se trate de un ordenador, tablet o teléfono inteligente. Al disponer de la imagen de los agresores la víctima dispondrá de ellas para formular la pertinente denuncia ante la agresión en comisaría.

Ventajas de la seguridad

Disponiendo de un sistema de seguridad a la última se reducirán las posibilidades de sufrir un ataque. Las cámaras, micrófonos y sensores recogerán múltiple información sobre los atacantes. Todo esto a la hora de la denuncia dará a las fuerzas del orden una pista de dónde buscar. Además, gracias a tener visibilidad en todas las zonas videovigiladas, el tiempo de respuesta aumenta. Esto supone que la potencial víctima pueda avisar a la policía, o tomar un arma de defensa. También se verá reducida la inseguridad en el negocio o el hogar. Las probabilidades de ataque se ven reducidas, ya que las cámaras serían testigos, asustando a la mayoría de asaltantes. Y lo mismo ocurre desde dentro. Los propietarios de un negocio videovigilado verán reducidos los sabotajes en su empresa.

Tecnología de vanguardia

Si bien las cámaras infrarrojas y las carcasas antivandalismo siguen a la cabeza, han surgido nuevas tecnologías en seguridad. La novedad son los sistemas biométricos. Estos responden a determinados parámetros físicos del sujeto. La voz, los ojos, la huella dactilar… Son patrones irrepetibles usados para dar acceso al edificio. Son extremadamente útiles para cajas fuertes, o salas donde haya objetos o material valioso. El cifrado por clave también ha sido el protagonista indiscutible durante años. Las cerraduras virtuales ofrecían una cierta garantía hasta el nacimiento de los piratas informáticos. Capaces de trucar todo objeto electrónico, la seguridad de los dispositivos recae en las últimas tecnologías.

Estadísticas elocuentes

Los datos vertidos por lo especialistas son claves. La peor época de robos tiene su cúspide en los meses de verano, según informa La Razón. Los saboteadores aprovechan que muchas gente se ha ido de vacaciones. Pero no solo se trata de los propietarios. Vecinos que puedan alertar a la policía también pueden estar fuera del domicilio. Los ladrones prefieren barrios periféricos y viviendas en zonas donde puedan escapar fácilmente. Los especialistas también añaden que la mayoría de los robos en negocios ocurren desde dentro. Alguien que conoce el funcionamiento del negocio o las claves de acceso. Por todos estos datos, un sistema de seguridad sigue siendo la opción óptima en claidad y precisión.